Álvaro Aranda | El futuro del Mar costa

Alvaro Aranda fue el tercer clasificado en la categoría U16 en el último Mundial de Mar Costa celebrado en Castellón. Nosotros estuvimos allí para publicar un pequeño reportaje en Al Acecho, de Movistar Plus. Por exigencias del guión no pudimos incluir en este reportaje la entrevista a Alvaro, pero como estaba grabada y aprovechando que Elcorreo.com en su edición biczaína han publicado un post hablando de él, sacamos a la luz dicha entrevista y le damos la enhorabuena y nuestro reconocimiento a una trayectoria que dará para muchas líneas en nuestra web.

 

Aquí el artículo de El Correo.com 

Álvaro Aranda, la promesa de la pesca deportiva vizcaína

Este sestaotarra de 15 años logra el tercer puesto en su primer campeonato mundial, en modalidad de playa, celebrado hace unas semanas en Castellón

Hay días en los que no hay ni una triste picada, pero Álvaro Aranda es de los que no se da por vencido. De hecho, ese afán por superarse a sí mismo es lo que ha llevado a este joven sestaotarra de 15 años a amarrar dos importantes títulos deportivos durante el último mes. El chaval logró el tercer puesto en el último Campeonato del Mundo de Pesca desde playa, celebrado recientemente en la provincia de Castellón, y una semana antes, se proclamó subcampeón de España, en el mismo lugar.

Hay días en los que no hay ni una triste picada, pero Álvaro Aranda es de los que no se da por vencido. De hecho, ese afán por superarse a sí mismo es lo que ha llevado a este joven sestaotarra de 15 años a amarrar dos importantes títulos deportivos durante el último mes. El chaval logró el tercer puesto en el último Campeonato del Mundo de Pesca desde playa, celebrado recientemente en la provincia de Castellón, y una semana antes, se proclamó subcampeón de España, en el mismo lugar.

Álvaro es una de las promesas vizcaínas en la pesca de Lanzado Mar Costa o Surfcasting, una modalidad de pesca deportiva consistente en hacerlo con caña desde la orilla de la playa. Es un estilo muy conocido y relajante, excepto cuando es de competición. Él la conoce al dedillo, pues la practica desde que tenía 8 años. El muchacho empezó influenciado por su padre, gran amante de esta disciplina, tanto en modalidad de playa como de barco. «Le veía a él y a Alberto, el presidente de mi club, y me daban envidia. Desde entonces, no me puedo separar de la caña y cuando tengo tiempo libre me dedico a ir a pescar», afirma.

 

Sin embargo, su participación en competiciones no se produjo hasta los 12 años. En 2015, se incorporó al Club de Pesca de Sestao, una entidad que tan sólo atesora un año de vida y con la que ha logrado sus mayores éxitos hasta la fecha. El pescador fabril participó por primera vez en el torneo estatal hace tres años, quedando en tercer lugar en su estreno y en séptimo posición, el curso pasado.

En la última edición, logró superarse y amarrar la medalla de plata. Pero aún no estaba todo escrito: le quedaba por conseguir su mejor hazaña hasta la fecha. Era su primera participación en un torneo internacional, por lo que las expectativas no eran muy altas. Había entrenado duro, pero no contaba con hacer podio. Sin embargo, dio la campanada y quedó tercero. Casi nada. «El objetivo era intentar hacerlo lo mejor posible, pero no esperaba quedar tan arriba», confiesa.

UN ALUMNO APLICADO

El joven sestaotarra ha empezado con buen pie su incursión en el mundial. Tuvo que competir contra otros 25 participantes. «Había gente muy buena. Mucho nivel. Estaba bastante complicado», añade. Para estas dos competiciones Álvaro ha entrenado duro. Se hace difícil buscar horas en el día, ya que compagina esta actividad con el colegio, en el que es igualmente aplicado. «Una semana antes de ir a las pruebas me pongo a hacer aparejos y, si el tiempo lo permite, voy a practicar a la playa. Tengo el día completo», detalla.

La pesca de Surfcasting requiere de mucha paciencia, pero sobre todo, de tranquilidad. «Hay que mantener mucho los nervios», subraya. Él se maneja con destreza y, de hecho, ya piensa en dedicarse en un futuro a la que es su gran pasión. «Si me dan la posibilidad, sí que me gustaría». Va en serio, como también va en el campeonato mundial, donde repetirá participación el año que viene con un objetivo claro: «Quiero mejorar la clasificación de este año».

Puedes opinar