Aragón obliga a MATAR las GRANDES CARPAS entre otras especices

¿Estamos locos o qué?, los pescadores no somos asesinos, ¿Quién se han creído ustedes para hacernos actuar en contra de nuestra voluntad? y digo voluntad por protocolo, en contra de nuestros principios, de la base de nuestra manera de entender la vida. ENTÉRENSE, la pesca es nuestro deporte, la manera de disfrutar de la vida en familia, entre amigos o en solitario, NO VAMOS A MATAR LOS PECES.

Ya lo vieron en Madrid, 300.000 personas, si personas señores, además de contribuyentes y votantes, porque los pescadores y cazadores también somos personas saben…, ya lo vieron en Madrid y si no lo recuerdan MIREN esto.

No se si lo han entendido, que no vamos a ceder, si es preciso volveremos a manifestarnos, no vamos a ceder a presiones sin sentido ¿Qué les molesta?, ¿Que hayan peces en el agua que llevan ahí desde tiempos romanos? pues claro, los puso el estado para darle vida a los pantanos y aguas continentales y evidentemente pusieron especies con capacidad de adaptación, la carpa. La trucha arcoíris se introdujo porque la común era incapaz de reproducirse con tantas presas construidas, presas que han favorecido la proliferación de Carpas, Black Bass y Lucio, todo lo que ustedes se quieren cargar. Vamos a llegar donde haga falta, no nos hagan pasar a mayores, les aseguro que si nos obligan a matar los peces van a tener que verse las caras con los pescadores, a las buenas o a las malas, ustedes lo deciden, si seguir con el orden o provocar una reacción colérica por parte del colectivo.

Lo que más nos molesta es que ustedes los ecologistas hagan esto por las subvenciones, por el dinero, igual que todos al final…

El Heraldo de Aragón publica…

Los temores de la Federación Aragonesa de Pesca y Casting y de los aficionados al deporte de la captura y suelta se confirmaron este martes cuando el Gobierno de Aragón publicó en el boletín oficial de la comunidad autónoma el borrador del Plan General de Pesca para el año 2017.

El texto incluye modificaciones sustanciales respecto a años anteriores y supone un duro revés para la práctica de la pesca deportiva en Aragón. La sentencia del Tribunal Supremo 637/2016 del pasado 16 de marzo ya se encajó como un golpe importante por los amantes de este deporte, pues forzó la inclusión de la carpa común y de la trucha arcoíris en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. Pero es que, además, el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón ha optado esta vez por aplicar la interpretación más restrictiva posible del Real Decreto que regula ese catálogo.

Frente a la normativa nacional que ya prohibía devolver al agua los ejemplares de las especies exóticas invasoras, Aragón hacía uso hasta ahora de sus competencias exclusivas y permitía la ‘captura y suelta’ de algunas de estas especies en determinadas zonas. El siluro, por ejemplo, se podía pescar ‘para hacerse la foto’ y soltarse después en el mismo sitio en todo el eje principal del río Ebro, en sus canales y acequias, en los embalses de la Ribarroja y Mequinenza y en el tramo del río Cinca que discurre entre el Alcanadre y el Segre.

Tal y como está redactado el borrador, sin embargo, cuando entre en vigor el nuevo Plan de Pesca los aficionados a este deporte estarán obligados a sacrificar ‘in situ’ a todas las especies invasoras que capturen. Algo que hasta ahora solo ocurría con el pez gato, el lucio y el pez sol o con especies exóticas invasoras de más reciente introducción en aguas aragonesas.

Serán los mismos pescadores, además, quienes tengan que encargarse de eliminar del medio natural los ejemplares sacrificados. Es decir, llevárselos de allí. Como posibles alternativas, el texto contempla el autoconsumo, la conservación como trofeos, el depósito en un contenedor de ‘fracción resto’ (los verdes habituales) o el traslado a un gestor autorizado de residuos de tejidos de animales. Con cargo, claro, al bolsillo del pescador.

Sacrificios masivos en los campeonatos
A raíz de la citada sentencia del Tribunal Supremo, la carpa común y la trucha arcoíris entran a formar parte de estas especies a las que hay que sacrificar sí o sí. La Federación Aragonesa de Pesca y Casting, así como las distintas asociaciones de pesca deportiva, se han manifestado en reiteradas ocasiones en contra de este supuesto y denuncian que la medida afectará de manera inevitable a los numerosos campeonatos de pesca deportiva que se celebran cada año en Aragón.

Entre otras cosas, el borrador del futuro Plan de Pesca obliga al organizador del campeonato a sacrificar a todos los ejemplares capturados durante la jornada de competición y a encargarse de su eliminación del medio natural.

Raúl Vela, secretario de la Federación, señala que este mismo fin de semana se celebra en Caspe el Campeonato de España de Grandes Peces. Hasta la localidad aragonesa se desplazarán aficionados de diez comunidades autónomas y participarán en la competición 48 parejas. Teniendo en cuenta que cada pareja capturará entre dos y cinco carpas de media, la Federación estaría obligada a sacrificar entre uno y dos centenares de ejemplares. “Tenemos que estudiar el texto en profundidad porque al proponer que la Federación deba encargarse de organizar la erradicación plantea una situación totalmente extraña y surrealista”, objeta Vela.

Señala, además, que muchos pescadores se oponen a tener que matar al animal siendo que la pesca deportiva “está enfocada a la captura y suelta”. Preocupa, también, que el texto contemple el autoconsumo de las especies invasoras como solución: “Eso puede derivar en una presión extractiva excesiva sobre estas especies”. Fin que por otro lado persiguen los ecologistas pero que choca con los intereses de la pesca deportiva: “Está demostrado que algunas de esas especies, como la carpa, se introdujeron hace muchísimos años y lucharemos por que se vuelvan a sacar de ese catálogo”.

Carlos Soriano, un pescador afincado en Zaragoza, no muestra ningún reparo al afirmar que si el Plan de Pesca se aprueba tal y como está, a él se le escaparán “sin querer” todos los peces. “Yo no voy a matar a un animal, me niego”. Tampoco se plantea abandonar un deporte que practica siempre que puede y a lo largo de todo el año: “Si quieren mandar a alguien especializado para matarlos, que lo manden, pero a mí no pueden obligarme. Y mucho menos si no hay habilitados contenedores para ello”.

1 comment on “Aragón obliga a MATAR las GRANDES CARPAS entre otras especices”

  1. Angel Bayego Responder

    Pero ¿Qué clase de “supuestos” ecologistas obligan a los pescadores a matar todos los peces que pesquen porque son especies invasoras?. Por ejemplo, las carpas fueron introducidas en España durante el imperio romano hace más de 2000 años, al igual y en la misma época fueron introducidos los olivos y otras hortalizas, y mucho antes las patatas. ¿Todo hay que destruirlo?. Vamos a ver, ¿desde cuando los ecologistas obligan a matar animales vivos? Yo soy ecologista, pescador y desde luego no lo voy a hacer.

Deja un comentario

UA-39134084-1