Marlin Blanco de 30 Kg

Este fue el resultado de la jornada de pesca que pasamos en la República Dominicana, salimos a pescar llampugas (allí los llaman «dorado») con la promesa del patrón de que íbamos a tener capturas, promesa que ya sabéis… nunca se sabe. Pasaba el día y las capturas no aparecían, algúna picada de barracuda que no se enganchaba y poco más, aunque al final la caña cedió, una preciosa llampuga que atacó al único señuelo que montamos para pescar Marlin, un señuelo muy grande para el tamaño del pescado. Durante la mañana volvimos a capturar algún dorado más hasta que llegó nuestro turno. Una impresionante picada que saco muchos metros de línea del carrete, por cierto, sedal de 1,2 mm de diámetro, llegó el momento de pelear con la bestia, cuando terminó de hacer la primera salida rápida dio un salto en la lejanía que nos hizo salir de dudas en lo que a la especie respecta, ya sabéis que cuando pica se lanzan una serie de intentos para ver quien acierta la especie del animal enganchado. El patrón hizo gala de su experiencia al mando y nos facilitó la captura del animal con sus maniobras, finalmente y después de una batalla de algo mas de 15 minutos pudimos capturar este ejemplar de Marlin Blanco que dió un peso de 30 Kg y que no tuvimos la oportunidad de devolver con vida, en esta zona del país, los marineros tienen salarios muy bajos y venden las capturas para sacar algo más de dinero, una lástima, por lo menos queda  este vídeo para que podáis ver las sorpresas que da el mar de vez en cuando.

Puedes opinar